Conversaciones con un artista y un idealista sobre la ciudad

Redactado en 2007


 Mi tercer poema urbano (o ya no me parece tan terrible)” {fuente}

 Miro por mi ventana y tu paisaje, / poblado de árboles de cemento, / ya no me parece tan hostil.


El eco de los perros en el piso nueve / parece una melodía, de esas de mi infancia / claro que las callaran los gritos amarillos / pero luego volverán a sonar mañana.


 Este, mi tercer poema urbano, me deja / un sabor más dulce en la boca / será porque ahora mi nido como el de  mucho es mas cálido en mi árbol de cemento.


 A partir de las imágenes (multidimensionales) que me producen las visiones de lo que es urbano comienzo a estar más segura que la problemática que tenemos entre manos es más compleja de lo que creíamos. Las distintas vertientes para analizar la ciudad desembocan en un estudio rizomático inconcluso y en constante revisión, adaptación y dirección. Algo que podríamos llamar el proceso creativo del entorno humano, y cómo tal somos parte de él y el es parte de nosotros. La resonancia entre los seres urbanos y la ciudad es atrayente, es representante de una relación de mutualismo, pero en la actualidad no puedo decir que ésta exista. El vacío humano que ha venido a representar  “la máxima expresión de la civilización” es deprimente y contaminante. Las versiones y las fantasías que nos  aportan los grandes poetas y literarios de nuestros días se quedan en la famosa utopía, pero es de ahí, de ellos de donde debemos lograr rescatar la magnífica posibilidad de interacción humana con su entorno creado.

La ciudad es el hábitat humano, somos nosotros sus habitantes y por ende somos nosotros los de la responsabilidad de restaurarlo, admirarlo, embellecerlo, cuidarlo, recrearlo. No dejemos que nuestra ciudad siga en manos de los inversionistas, quienes logran arrebatarnos nuestro espacio infantil, nuestros vecinos, nuestra paz con la construcción de sus masificaciones urbanas, canales vehiculares y trastorno publicitario. Recuperemos la ciudad…no sé cómo…pero lo haremos.

Podría seguir hablando y hablando acerca de mis opiniones fluctuantes según mis estados de ánimo o el enfoque positivista o negativo del texto acerca del cual tengo que reportar. Pero en este he decidido mejor conversar con unos amigos, y permitirles expresar su versión de la ciudad como arte, poesía y literatura, porque quien mejor que ellos para dilucidar sobre este enfoque. Así que a  continuación les brindo un par de comentarios, con unas copitas y muchos ideales bailando con el humo de los cigarros. Todo surgió a raíz de  la siguiente frase:

 “La ciudad es cosa del hombre. Por ello no puede llegar a ser una construcción estrictamente racional. Y ese es el error del urbanismo, que tiene a racionalizar lo que debe ser lógico y poético. No se racionaliza la obra de arte”

CONVERSACION CON UN ARTISTA

__YO:  ”¿Qué opinas sobre la  racionalización de la obra de arte?”
__EL ESCULTOR:  “Muchas veces la racionalización del arte la lleva más que a una interpretación, a una abstracción, que puede caer en subjetividades. Mucho del arte a mi criterio, trasciende la obra misma, es decir, lo que muchas veces nos hace sentir que estamos ante una obra de arte, se debe más a un proceso interno (del espectador) que ante mayor nivel emoción, es mayor su nivel de irracional. Por que hace que la definición de arte sea demasiado abierta.”
__YO: “¿que es la ciudad para vos? ¿que ha hecho la ciudad por vos?”
__EL ESCULTOR:  ”…mmm… para mi la ciudad es algo de lo que no tengo control, algo que cambia pero no siento que sea por mi, yo me siento muy espectador, la gente es mucha, no siento que interactúe conmigo. La ciudad no hecho mucho por mi”
__YO:  ”¿Porque sentís que no interactúa con vos? ¿De qué manera podría interactuar con vos?”
__EL ESCULTOR: “Tiene que ver con un problema social, como ve la gente la ciudad, es algo que se trasmite a través de la gente que la vive. A mi me gusta mucho el arte inspirado en la imagen urbana, pero de alguna forma, esta imagen tiene cierto aire de decadencia, por que el proyecto humanidad es algo que nunca ha sido bien planteado”.
__YO:  “¿Qué te transmite los habitantes de la ciudad? ¿Qué sentimientos te genera la ciudad?”
__EL ESCULTOR:  ”…yo creo que lo que veo son miles de historias.”
__YO: “¿Y qué tipo de historias?”
__EL ESCULTOR:  “Cuando tengo tiempo de pensar en eso, por que muchas veces me doy cuenta que soy uno más, primero pienso en lo variado…luego, veo las caras, la forma de vestir…y me imagino como puede ser la persona…La ciudad, es algo realmente complicado, cuando estoy en ella, me planteo un tema. A veces miro las tiendas, y pienso en lo mal que está todo, como la gente consume tanto para nada…a veces yo soy parte de eso. Cuando veo la gente, me pregunto donde vive tanta gente tantas diferentes situaciones, me gustan, y pienso si todos los que estamos ahí sabemos que somos capaces de cambiar la cosas, siento que la gente espera como que le griten y que le digan lo que quiere oír, para que se detenga y piense”.

COMENTARIO DE UN IDEALISTA

__“La ciudad cultural es mi proyección como persona contemporánea, o sea, así como el renacimiento tenia su ideal de persona, la ciudad viene a ser donde ese ideal contemporáneo de persona viene a concretarse: dinámico, cambiante, adaptable”
__”¿No te parece triste? (por la ausencia de interacción del habitante con la ciudad, solo de paso, solo lo necesario, no veas al vecino, cuida tu bolsa)”
__“No, como parte de la relatividad en que vivimos, es solo una opción mas de ideal, la mía en este caso, dentro de las múltiples que pueden haber, pero ahhhh,!! que conste que cada uno tiene su imaginario de ciudad. La ciudad es un espacio de interacción que lo reúne y conecta todo, insegura sí, pero puede cambiar!! Y me parece que está cambiando”.

La esencia de lo urbano que inicia en la humanidad al final de la edad de piedra no desaparece, esta memorialidad es posible gracias a la ficción de los narradores y al canto de los poetas. Las ciudades que se guarecen en las páginas lloradas, en forma aparente ya las conocemos, pero a través de cada poema se vive una nueva ciudad, esa que huye del costumbrismo. La poética determina en buena medida el ser individual y colectivo, más que un espacio habitado, la ciudad es hoy símbolo, presencia viva de una estética que prefigura en la ficción, en el arte narrativo, la complejidad de la vida contemporánea.

“Lo urbano de la humanidad, o lo humano del urbanismo…he aquí la respuesta”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s