Lenguaje, emoción y pensamiento

Redactado en el 2005


La ilusión del atajo

El lenguaje arquitectónico es el conjunto de relaciones o interacción entre la estructura, la forma y el significado. Por un lado, la estructura del lenguaje se encuentra en la organización del espacio según las relaciones entre los usos que suplan a las necesidades del usuario. La forma es la geometría que también ayuda a organizar, a estructurar; por eso la forma cumple dos funciones: formalizar y permitir la construcción física de ella al entender su estructura. Finalmente, la parte más importante del lenguaje es la significación que yo le pueda dar a las formas, a la organización; o sea, tanto a cada uno de los componentes, así como a la totalidad de la idea concretizada.

El lenguaje debe ser entendido en términos espaciales, así como estructurales, puesto que son el cimiento de la arquitectura. Al entender el lenguaje arquitectónico, es entonces cuando se puede proceder a interpretarlo y proyectarlo en un dibujo en dos dimensiones. Las representaciones deben lograr mostrar el espacio, el recorrido, las cualidades, la estructura, la geometría, la relación entre formas y espacios, debe mostrar el concepto y el mensaje de la idea.

El lenguaje arquitectónico no difiere del lenguaje comunicativo hablado o escrito. Ambos manejan una sintaxis, buscando “…una coordinación y unión de las palabras (formas y espacios) para formar las oraciones (arquitectura) y expresar conceptos (...de emoción)…”[1]. No sólo la sintaxis maneja esta relación paralela entre el mensaje gramático y el mensaje arquitectónico, también la morfología como un estudio de la estructura de las palabras, siendo éstas en el lenguaje la estructura de la forma. Una vez entendida esta estructura, su interelación con otras figuras logrará integridad, unidad, mensaje y lo más importante tenderá a generar una emoción. La parte perceptual y de significación del lenguaje arquitectónico es la parte semiótica de esta rama. La parte que logra tomar formas geométricas conocidas en espacios reconocibles y las combina hasta lograr representar una idea, un concepto abstracto que se encontraba inexplorado en la materia gris, físicamente y espiritualmente. Pasa de ser una simple idea, a ser una idea experimentada. Es como darte cuenta que en realidad no estás soñando. Además, ¿no es el fin mismo de toda creación humana trasmitir un mensaje, una idea, relacionarnos con lo que no somos nosotros, lograr una conexión con la mayor cantidad de seres que podamos, para así sentirnos parte y todo de algo?

 La respuesta, claramente es SI. Lo que nos une como raza humana es la emoción, la respuesta emocional, la reacción a lo que nos afecta en la vida. Entonces si la arquitectura es una respuesta a las necesidades del ser humano, cómo ésta no va a tomar esa reacción, esa emoción como su eje sobre el cual girar, ésa es la idea generatriz de la arquitectura. Esto es lo que nos diferencia de la ingeniería, porque ambas ramas construyen, pero sólo una decora lo que construye en búsqueda de un chispazo del observador, del que la vive, del que la recuerda…del que la sueña.

 El término arquitectura sensual, despertó en mi esa chispa. La sensualidad animal que envuelve la cultura de las relaciones entre seres humanos. Porque sí, la verdad es que todas nuestras relaciones; no sólo con humanos, sino también con nuestros juguetes, mascotas, ideas, creaciones; están cargados de una atractiva sensualidad. Actualmente ¿cuál es la ley en la publicidad? “El sexo vende” , pero eso es un error, no es el sexo el que vende es la sexualidad, es la sensualidad, es eso que nos atrae como oso a un panal: la necesidad de saciar nuestra sed y hambre, una llamada a la estética, un delicioso placer emotivo dentro de mi. Todo esto lo busca el ser humano, así que porqué negárselo.  La pasión, la emoción y la sensualidad están presentes en toda creación que viene del espíritu, del amor, del corazón, de cualquier emoción que te haya movido la tierra.  La arquitectura debe ser un sentimiento más de mi ser, ¡debe serlo!  …debe inspirar esa necesidad por la emoción.

¿Por qué nos atrae más la vida que la muerte? Por la simple razón que nadie nos asegura que vamos a sentir emoción en la muerte, que nuestros sentimientos no perecerán junto con nuestras células. Y no es raro pensarlo, porque cuando realmente experimentamos una emoción tan fuerte que la sentimos apoderarse de cada ínfima parte de nuestro ser, incluyendo, claro está, al espíritu; ahí es cuando nos sentimos más vivos que nunca, y es allí donde más nos aterra la muerte, porque se nos fue enseñada como la antítesis de la vida, y quien querría eso. Pero si comenzamos a ver a la Muerte como una trasformación, entenderíamos que la emoción nunca se va, solo se transforma en otra, y en otra, y en otra, indefinidamente.

 La arquitectura es .esa continua transformación de emociones en los seres, debe producir ese mariposeo cuando vas a experimentar algo nuevo, debes sentir un nerviosismo como la primera vez que te habla ese que te gusta. El cosquilleo es bueno, el nerviosismo es bueno, es total y completamente humano, porque estás consciente que todos reaccionamos de manera distinta, y eso es lo emocionante en las relaciones y en la arquitectura. La arquitectura no debe de ser un arquetipo para “el público en general”, debe generar emociones esperando un cierto rango de reacciones. La generalización así como la especialización son los polos de la arquitectura, la arquitectura es el equilibrio, el balance pero no el punto medio en la emoción. En términos emotivos, muchas veces la emoción debe ser fuerte, debe ser polar, porque así se logra mover el suelo.

La arquitectura debe ser un adorno de tu vida, un placer al observarlo y vivirlo. La fascinación del adorno como emoción primitiva, el calor de la creación, del cambio, de la complejidad de lo simple. La decoración de la forma, el espacio y la emoción –combinándolas—generan emociones antes no experimentadas porque al fusionar lo que conocemos, ordenarlo de manera creativa, trasformarla continuamente, creamos algo totalmente único, puro, original, conceptual, perturbador, llamativo. Algo que en ese momento podríamos denominar arquitectura.

Con respecto a las diferencias entre el pensamiento lateral y el vertical, planteo primero una síntesis con relación a la arquitectura y luego enumero algunos puntos que me parecieron importantes. La aplicación del pensamiento lateral tanto como en el lateral están presentes en el desarrollo de la idea arquitectónica, apareciendo en un vaivén a como sea requerido por el diseñador. En resumen podríamos decir que el pensamiento lateral es el que nos ayuda a abstraer, idealizar, proponer, diseñar y volar… Mientras que el pensamiento vertical nos permite concretar, construir, realizar.

PENSAMIENTO VERTICAL

PENSAMIENTO LATERAL

Es selectivo

Es creador

Se mueve sólo si hay una dirección

Se mueve para crear una dirección

Cada paso tiene que ser correcto

No es preciso que lo sea

Sigue los caminos más evidentes

Sigue los menos evidentes

La información como medio

La información como fin

Lo interesante del caso es la fluctuación descontrolada que se tiene entre éstos dos tipos de pensamiento. Ese descontrol es por la ignorancia de esta diferencia, y los usos que tiene cada estilo de pensamiento. El desarrollo en mayor intensidad de alguno de éstos son los que determinan los campos de desarrollo académico en el que tendrás mayor desenvolvimiento. En lo personal, siempre he sido del tipo pensamiento vertical, gran habilidad en las matemáticas, memoria, hechos, etc. En el momento de entrar a Arquitectura, comencé a explorar ese pensamiento lateral que se encontraba totalmente adormilado. Lo desperté, y ahora es un conflicto entre los dos pensamientos, y durante la batalla de la indecisión estoy diseñando, así que podrían imaginarse la crisis interna que a todo estudiante de arquitectura le ha sucedido más de una vez.

[1] Diccionario de la Lengua Española. Vigésima segunda edición, 2001, Tomo II.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s